Código del entrenamiento en Bujinkan Dojo

La tradición de la Bujinkan reconoce la naturaleza y la universalidad de la vida humana, y es consciente del flujo natural entre ambas partes: El principio secreto del Taijutsu es reconocer los orígenes de la paz. Estudiar es el camino del Corazón Inmutable (Fudoshin)

  1. Conocer que la paciencia es primordial.
  2. Conocer que el sendero del hombre procede de la justicia.
  3. Renunciar a la avaricia, a la indolencia y a la obstinación.
  4. Reconocer la tristeza y la preocupación como algo natural y observar el corazón inmutable.
  5. Seguir el camino de la lealtad y del amor fraternal, y ahondar profundamente en el corazón del Budo.

Seguir este código es parte de las Pautas de Participación de Bujinkan.

Meiji 23 (1890) primavera, Toda Shinryuken Masamitsu
Showa 33 (1958) marzo, Takamatsu Toshitsugu Uou
Hatsumi Masaaki Byakuryu.

Anuncios

La Esencia del Ninjutsu

SEGÚN TAKAMATSU SENSEI

“La Esencia del Ninjutsu está en la felicidad”

La esencia de todas las Artes Marciales y estrategias del ejército es la auto-protección y la prevención del peligro. El Ninjutsu personifica el concepto más completo de auto-protección a través del entrenamiento marcial, en el que el arte Ninja no solo protege el cuerpo físico, sino la mente y el espíritu también.

El camino del Ninja es la vía de la resistencia, para sobrevivir y prevalecer superando todo aquello que quiera destruirlo a uno.

Más que meramente dar golpes o cortadas, es profundamente más importante que lograr la derrota de un enemigo; Ninjutsu es la manera en que nosotros podemos lograr lo que queremos, al tiempo que hacemos del mundo un lugar mejor.

La habilidad del Ninja es el arte de ganar.

Al principio del estudio de cualquier arte combativo tener la motivación apropiada es crucial. Sin el marco apropiado en la mente, la continua exposición a técnicas de lucha puede llegar a dañar el propio auto-desarrollo. Pero este hecho, no es muy diferente a cualquier otra práctica que se quiera sea beneficiosa en la vida.

La ciencia médica se dedica a mejorar la salud y en aliviar el sufrimiento, sin embargo, el mal uso de las drogas y de las habilidades del médico puede llevar mal la salud de las personas.

Una dieta nutritiva y bien equilibrada sirve para mantener la vitalidad de una persona, pero si se alimenta en exceso y en su dieta hay demasiados químicos, es una forma segura de envenenar el cuerpo.

Se establecen los gobiernos para mantener el funcionamiento armónico de todas las sociedades, pero cuando los gobernantes son avaros, con ansias de poder y poco sabios, los países entran en guerras innecesarias, en el desorden civil y en el caos económico.

Una religión cuando está basada en la fe desarrollada a través de la experiencia, es amplia y busca la mente, persiste en la comprensión universal, es inspiradora y conforta a las personas; pero una vez la religión pierde su enfoque original, se convierte en un medio mortal de engaño, pues manda e impone contribuciones a las personas a través de la manipulación de sus creencias y sus miedos.

Es lo mismo con las Artes Marciales. Las habilidades de auto-protección que deben proporcionar un sentimiento de paz interna y seguridad para el artista marcial, muy frecuentemente se desarrolla sin un equilibrio en la personalidad, conduciendo al artista marcial por los torcidos reinos del conflicto incesante y la competición que a futuro lo consumen.

Si un experto en Artes Marciales sigue la esencia del Ninjutsu atentamente, desprovistos de la influencia de los deseos del ego, él llegará a comprender el secreto ultimo para convertirse progresivamente en alguien invencible al lograr la mente y los ojos de dios. El combatiente que gane debe ser porque está en armonía con el esquema de la totalidad y puede ser guiado por el conocimiento intuitivo.

Conectado con la providencia del cielo y la justicia imparcial de la naturaleza, y siguiendo un corazón puro y lleno de confianza en lo inevitable, el Ninja capta la visión que lo guiara con éxito a la conquista en la batalla y se ocultara protegiéndose de la hostilidad cuando él sienta que debe hacerlo.

El inmenso universo, hermoso en su totalidad es fríamente impersonal, contiene todo lo que nosotros llamamos bueno o malo, todas las respuestas para todas las paradojas que vemos alrededor de nosotros. Abriendo sus ojos y su mente, el Ninja puede seguir las sutilezas estaciones y las razones del cielo sensiblemente, mientras está caminando como el cambio que es necesario, siempre adaptándose, por lo cual al final no hay tal cosa como la sorpresa para el Ninja.

La manera de experimentar la felicidad ultima, es abandonar todo cuidado y pesar, para saber que estar contento es lo más satisfactorio de los sentimientos de la vida. Deje atrás lo que su progreso demande y permítase abrirse a lo positivo, lo creativo y que sus alegres pensamientos eclipsen cualquier agobio, dolor o pesar que puedan inundar su mente. Saber que la enfermedad y el desastre son partes naturales de la vida es la clave para superar la adversidad con la calma y felicidad del espíritu. La felicidad esta esperándole, esta frente a usted. Sólo usted puede decidir si escoge o no experimentarlo. Tome esto con el corazón.

Cuando me amé de verdad, por Charles Chaplin

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… saber vivir!

No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del cáos nacen las estrellas

Charles Chaplin.